viernes, 30 de marzo de 2012

REGRESO

Cuando regrese, me pregunto, a dónde.

Cuando yo regrese al lugar de donde partí,

regresaré a mí, donde quiera que sea.

Donde quiera que se encuentre mi orilla.




jueves, 22 de marzo de 2012

TERREMOTO II

Describir el miedo sin hablar de impotencia: el miedo que arrecia de golpe, sin darte tiempo a registrarlo, a ubicarlo en un «cajón» de nuestro cuerpo; el miedo que nos iguala, porque se parece a la muerte.

El edificio crujió. Yo dije: Terremoto. Estaba sola. Tomé el teléfono y las llaves y corrí por las escaleras. Como casi todos.

Los cascotes caían del edificio. A la calle llegaban los vecinos a borbollones, con el celular, inútilmente, en la mano. Todos hablaban con todos, formaban grupos. La calle cubierta de gente. Vecinos que nunca había visto, que no sabía que vivían allí. Los orientales, descalzos.

Encontré a la señora que limpia las escaleras del edificio, sola, temblando. La abracé. Le pregunté: ¿En qué piso estaba? En el once, me contestó.



 

sábado, 17 de marzo de 2012

UNO NO ES EMIGRANTE

Uno no es emigrante si no extraña  

la familia, los amigos, los domingos, las comidas,

el mar, las voces, el sol, los caminos.

Uno no es emigrante si al mirarse al espejo no  
                                                         vislumbra
el dolor por debajo de la sonrisa.

El dolor como una gota que cae cada día,

que orada la memoria

de lo que quedó tan lejos. 


© Andrea Vinci

jueves, 1 de marzo de 2012

EMOCIONES

Para un cantante de ópera,
el sueño de su vida es entrar en La Scala de Milán.
Para un arqueólogo, el museo del Cairo.
Un jugador de fútbol se emociona en el Maracaná
y uno de tenis, en Wimbledon.

A mí me emocionan las Bibliotecas.
La Vasconcelos en particular,
porque aquí los libros vuelan.



el esqueleto que ven es de una ballena