martes, 29 de mayo de 2012

MACHISMO


Aquí,
cuando uno está cansado o harto de algo,
se dice: «Estoy hasta la madre».
Pero cuando algo es estupendo, divertido, genial:
«Está padre».

viernes, 25 de mayo de 2012

OSCURIDAD-OBSCURIDAD


en este mundo oscuro-obscuro,

aún brilla el sol en algunos recodos.

Puebla-México

Acebuchal-Málaga-España

La Boca-Buenos Aires-Argentina

sábado, 19 de mayo de 2012

SER EMIGRANTE ES «NO ESTAR»


Cuando murió mi padre, mi tirria a los celulares hizo que tardara en «estar».

Pero aunque hubiera estado en el lugar exacto a la hora precisa,

nada habría cambiado.



Ahora no «estoy», porque ser emigrante es «no estar»:

no estar en los cumpleaños,

no estar en los nacimientos,

no estar cuando se vayan.

No estar para verlos crecer o envejecer.  



«No estar» es un estado, no se trata sólo de ausencia.

Es perderse los instantes, los que jamás se recuperarán.

A mi viejo, en su aniversario


y a mis amigos, porque hoy «no estoy»



miércoles, 16 de mayo de 2012

BIFURCACIÓN


Veo una maleta vacía y por llenar, un mapa desplegado y mi dedo que señala, al azar, un río interminable por recorrer. Y la certeza de que olvidaré la puerta que se cierra. Como una luz, más allá, están las flores que inundan los campos, las montañas por trepar, los cielos por volar. Las rejas no tienen llave ni candado. Las despedidas son como un puente. Del otro lado el desconocido, el extraño, y la voz que todo lo puede y que empuja. La maleta se llena. El plano se pliega. Los hemisferios cambian de lugar. Dónde está lo que debe estar. Dónde se encuentra. Tal vez sólo se trate de escapar de la sombra permanente, del fantasma adosado a mi costado. Tal vez sólo se trate de escapar de la mentira que todo lo abarca, del aburrimiento que produce somnolencia. Tal vez escapar, o caminar por la playa, o meterme en el mar, o enamorarme de un gigante, o sucumbir a la fiebre, o pararme frente a un cuadro y llorar, y llorar, y llorar por no estar pintada en el paisaje, por no encontrarlo. Quién tiene la culpa del camino bifurcado: Sólo la espera, en el medio.
                                                    © Andrea Vinci


martes, 15 de mayo de 2012

miércoles, 9 de mayo de 2012

SOY UN MANANTIAL


No soy un oso panda, soy un manantial.

No soy un sauce llorón, soy un manantial.

No soy una bandera comunista, ni Siddhartha Gautama, ni la ley de Heisenberg.

No soy El Grito de Munch, ni una pelusa bajo la cama, ni la Fontana di Trevi.

Soy un manantial.

No soy un puente sobre una autopista, ni la marsellesa, ni un hipocampo.

Ni campana en Notre Dame, ni sombrero Panamá, ni pluma blanca flotando en el espacio.

No soy Madame Curie, ni vértebra en la espalda, ni un agujero negro.            

Ni la torre de Pisa, ni la nariz de Cyrano, ni un tulipán azul.

Tampoco soy el color fucsia, ni El beso de la mujer araña, ni un ángulo recto.

Soy sólo un manantial, y es lo que esperan de mí:

candidez y transparencia,

volatilidad y frescura,

constancia y docilidad.

Esperan que nunca muera,

que me encamine y no pierda la fuerza,

que me escape por las manos y me deje embotellar,

que brame por las mañanas y susurre por las noches,

y que me transforme en hielo.

A veces quiero esconderme,

hacerme luz, convertirme en viaje,

pero soy un borbollón de mil palabras,

suspiro de memoria,

sinfonía desafinada,

intempestiva y voraz.

Me gustaría ensuciarme,

volverme de color negro o esconderme tras la espuma,

perder la vitalidad y ser apenas un hilo,

imperceptible,

vaporizable,

fugaz.



© Andrea Vinci




domingo, 6 de mayo de 2012

BIDÉ




¡Oh, recipiente ovalado para asear las partes pudendas!

¡Cómo te echo de menos!

En Argentina tienes dos salidas de agua, una con duchador.

En España sólo una. Parece que fuiste diseñado para traseros de mandril.

Aquí, brillas por tu ausencia.

jueves, 3 de mayo de 2012

TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS


Yo tengo mi propio Triángulo entre Buenos Aires, Málaga y el DF.

Si me quedo en medio,

seguro que me abducen.