miércoles, 21 de diciembre de 2011

CARTA DE NAVIDAD

Esta carta la escribí en el 2003.
Alguien quiso incluirla en una Antología. Yo me negué.

Ahora se las regalo.
Está dedicada a los integrantes de mi FIESTA


CARTA DE NAVIDAD

         ¡Feliz Navidad!, le dije a una desconocida a través del teléfono, aquella noche del ’79 en Madrid. Hoy por lo menos saludaré a mi marido, que sí se quedará esperando a que den las doce para brindar. ¡Feliz Navidad, señora!, es que estoy sola y no tengo a quién saludar. Mientras, Gloria se disfrazaba de payaso para intentar arrancarme una sonrisa. Sus padres y su hermano ya dormían. Aquel `79 que se iba se llevaba mis 17 años. Pocos días después de estrenar los `80 ya estaría de regreso en Buenos Aires. Hoy todos están lejos y extraño hasta la comida, las bombitas de colores en las casas, los petardos y bombas con que siempre le reprochamos a Dios que nos haya abandonado, tan diferentes de los fuegos artificiales de la noche del 31, el vitel toné de mamá y las ensaladas insólitas de mis tías, los árboles con pesebres pequeñitos, los Papá Noel que hacen sonar las campanitas, el salir a brindar a la terraza y subirme al techo con tacos altos para ver, durante casi una hora, el festejo del pueblo. Me pregunto si festejarán. Es que siempre estuvimos mal, como un Lamento Borincano, pero siempre tiramos fuegos de artificio.
Acá hace frío. Málaga está muy iluminada y llena de flores de Pascua, rojas como la sangre, y Larios, ahora peatonal, desemboca en un árbol gigante, pero que jamás será como el del obelisco. Delante de Miguel no lloro, porque él dice que está cansado de que la gente llore en las Fiestas. Igual hago como con todo: no pienso. Ese es mi mecanismo de defensa, y así ni me acuerdo de que hay algunos que ya no están, ni acá ni allá. Entonces tengo la suerte de imaginarme en una fiesta donde están todos, bailando y haciendo las payasadas que siempre repetimos: la tía Elsa imitando a Michael Jackson u obligándonos a seguirla en alguna sevillana, el tío Mario cantando “Ella, ella ya me olvidó, yo, yo la recuerdo ahora…”, mamá imitando a Mirtha Legrand, Laila y Lorena siguiendo a Natalia en El Berebito, la tía Hebe bailando la danza del vientre, Hernán guiándonos en una clase de aeróbic, Fernando contando chistes subidos de tono, que el tío Coty festejará y acotará para hacerlos aún más verdes, Niky con la filmadora en la mano, el abuelo José vestido de mozo, la abuela Verónica sacando las bengalas de su delantal, mi Pepe que con su baile siempre me hace reír y Danilo, que desde un rincón, nos mira como si todos estuviéramos locos. Entonces no pienso. Te juro que no pienso, porque tengo la suerte de estar lejos, de mantenerlos vivos, de que estén intactos, allí, donde los dejé.
                                                                            © Andrea Vinci
                                                                                     2003




lunes, 19 de diciembre de 2011

DÍA del MIGRANTE

Ayer fue el Día del Migrante.

De los que llegamos cómodamente en avión.

De los que arriban en patera.

De los que cruzan en los trenes de la muerte.

De los que entran atravesando desiertos.



Ojalá algún día nos demos cuenta de que la tierra es de todos.




viernes, 16 de diciembre de 2011

FIESTAS

He pasado las fiestas decembrinas en grandes ciudades



en pequeñas


y en pueblos o aldeas perdidas en las montañas.





Ahora me toca el DF


y las luces ya están puestas.



martes, 13 de diciembre de 2011

MARTES 13

No te cases

No te embarques

No te hagas seguidor de un blog


FESTEJOS

El sábado tomaba un helado frente a La Cibeles, a sólo cuatro cuadras de mi casa, cuando el gol de Alexis Sánchez retumbó en la plaza y palideció aún más su escultura.



Luego, desde mi televisor, pude festejar dos más.




Allá y aquí La Cibeles lloró.


domingo, 11 de diciembre de 2011

TERREMOTO

10 de diciembre de 2011

7,47 PM

6,5 grados en la escala Richter

40 segundos

Sensación de balsa en una tormenta en medio del Océano

susto

Susto

SUSTO



viernes, 9 de diciembre de 2011

lunes, 5 de diciembre de 2011

COMINENA

«El poeta no cumple su palabra
Si no cambia el nombre de las cosas.»
Nicanor Parra
Si las jirafas nacieran de un huevo,
yo tendría una.






















viernes, 2 de diciembre de 2011

MUERTITOS


Recuerdo una tierra donde la violencia habitaba las guerras o las guerrillas.

Recuerdo las bombas resonando a lo lejos en el barrio de mi infancia.

Recuerdo la paz de los atardeceres de Cañuelas.

Recuerdo los tiros que me pasaron finito en aquella farmacia de Liniers.

Recuerdo el Mediterráneo, siempre apacible, tan lejos, pero tan cerca.

Recuerdo la muerte habitando los cuentos de brujas.

Recuerdo que aquí, sólo en los sueños, la vida vale algo.



jueves, 1 de diciembre de 2011

NARCOEJECUCIONES



739 muertos en este noviembre que se fue.

Están casi contentos. La cifra es la más baja desde hace dos años.


lunes, 28 de noviembre de 2011

EMIGRANTES vs EXPATRIADOS

Me senté junto a ellos. Eran expatriados.
Alguno me recordó a «Españoles por el mundo».
Yo soy emigrante.
La diferencia es ese hilo sutil llamado desempleo.

 Según mi documento, me encuentro en el limbo.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

SUPLIENDO AÑORANZAS


Encontré un plato tan bueno como los Judiones de La Granja:
el Pozole.

No hace falta haberlo probado antes para reconocer que
el de La Casa de Toño es
¡Jamón del medio!



jueves, 17 de noviembre de 2011

ALEBRIJES MONUMENTALES

Son el producto de un sueño.
Los encontré, sin buscarlos, muy cerca de mi casa.
Los rastreé para fotografiarlos.
Ahora que los tengo a montones, no sé cómo contenerlos.


FIESTA DE CUMPLEAÑOS



Me invitaron al cumpleaños de una niña.
Cumple 1 año y lo festeja vestida de Alicia en el País de las Maravillas.
Después de haber escuchado tantos años cantar el Happy Birthday o su versión castellana, me conmueve un sonido conocido y lejano: Las Mañanitas. Y esas golosinas que no comeré, porque ni de niñas las comía, derramándose desde la piñata, sin ojos vendados, pero igual de emocionante.

Abrí las bolsas de “chuches” al llegar a casa y me encontré con caramelos “enchilados”.

   La CHE nos une.     

martes, 15 de noviembre de 2011

MI PRIMER DÍA de MUERTOS

Aún no sé desde dónde la veré llegar. Pero vendrá, de eso estoy segura.

Mientras tanto, una Calaca de chocolate me endulza la vida.




Ser, o no Ser, una Emigrante…


CANTINFLAS

Llegué tarde a los festejos del aniversario de su natalicio número 100. Pero no llegué tarde a su altar del Día de Muertos.


Una invasión de Catrinas sube por la escalinata, entre fotos, carteles y un tinto chileno. Al costado de su retrato, la muerte está disfrazada de torero. Desde un balcón una Catrina gigante muestra las piernas. O los huesos.

Y yo, que no creo en el más allá, vuelvo a ser niña por un rato. Porque cuando somos niños, la Muerte suele estar lejos.