viernes, 2 de diciembre de 2011

MUERTITOS


Recuerdo una tierra donde la violencia habitaba las guerras o las guerrillas.

Recuerdo las bombas resonando a lo lejos en el barrio de mi infancia.

Recuerdo la paz de los atardeceres de Cañuelas.

Recuerdo los tiros que me pasaron finito en aquella farmacia de Liniers.

Recuerdo el Mediterráneo, siempre apacible, tan lejos, pero tan cerca.

Recuerdo la muerte habitando los cuentos de brujas.

Recuerdo que aquí, sólo en los sueños, la vida vale algo.



3 comentarios:

Isa Merino dijo...

Genial, Andrea y las fotos, como diría alguien que conoces: Estupendas

Inmaculada Reina dijo...

Andrea, me gusta mucho...aunque sea "triste". Qué sino nos ha caído encima...un karma más.

Andrea Vinci dijo...

Bueno, es que me pone triste ver lo que pasa aquí en este aspecto. Me da mucha pena. Me recuerdo a mí viajando sola por México en 1994 y me parece mentira.
No creo que esto entre dentro de "nuestro sino", ja, ja, ja