jueves, 12 de abril de 2012

KARMA

Aquí, mientras no hable, soy admirada por ser güera.

Una negación al color de la piel sobrevuela este país, una sobrevaloración por lo blanco-rubio-europeo que me incomoda, casi me «exotiza».

Pero, cuando abro la boca, debo demostrar que soy buena, porque ser argentina es como un karma que arrastraré más allá de la muerte.


4 comentarios:

Isa Merino dijo...

Hoy estás que te sales Andreita.

Posdata: Inma ganó otro premio, mira la página

Andrea Vinci dijo...

sí ya me enteré Yupi!!!!

Inma dijo...

Rubia, guapa y buena. ¿Alguien da más? Sí, escritora y argentina!

L.P dijo...

Y única!!!

abrazos