viernes, 9 de noviembre de 2012

HISTORIAS de CRONOPIOS y de FAMAS


Este libro cumplió cincuenta años.
No sé por qué,
pero lo siento más joven que yo…
 
Imágen de Aurora Bernárdez publicada en TIERRA ADENTRO
 

2 comentarios:

Ricardo Guadalupe dijo...

Me encanta esa foto. En una exposición dedicada a Cortázar (donde no se podía hacer fotos), hice varias fotos, una fue a esta, y otra fue a un texto que dedicaba a su gato: "Ah, Teodoro, qué bonito era verte bajar por el sendero, la cola al aire, gimiendo por tu gatita entre la lavanda, qué dulce era encontrarte otra vez cada año, el día en que se te antojaba, la noche de luna que elegías displicente para saltar a la ventana y quedarte unas horas con nosotros antes de volver a tu libertad que como tantos de nosotros has cambiado por una jubilación de gato, por el cielo que te tienen prometido" (Último round)

L.P. dijo...

Andrea en este blog aparece una carta de Cortázar dónde habla de los cronopios que se envían entre sus amigos y los problemas en la aduana.

http://jesusmarchamalo.com/?p=1772&preview=true

abrazos