domingo, 25 de noviembre de 2012

SIN LUZ


Veintidós horas sin luz.
 
Cada uno se entretiene como puede:

escucho un piano, una guitarra, risas subiendo la escalera...

alguno hace el amor.

 
¿Cuántas cosas dejamos en el olvido porque tenemos luz?

Yo estudio a la luz de una vela,
 
 

 
 
 
 
 
 
y saco fotos,
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
y sueño.
 
 

5 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Veintidos horas sin luz son muchas horas.

Un abrazo,

Andrea Vinci dijo...

Así es, y da para muuuuuchoooo

L.P. dijo...

Qué situación de extrañeza, Andrea. Ahora que casi todo funciona con electricidad, es como si el mundo se parase en ese tiempo. Las velas y un buen libro ayudan a hacerle frente a esas horas.
Las fotos están muy chulas.

Abrazos

Ricardo Guadalupe dijo...

Sin luz no podría escribirte ahora, no te habría leído, no vería lo que escribo, qué barbaridad, cuán dependiente soy de Iberdrola. Es como ese chiste que escuché hace poco:
- ¿Que si sufro por ti? Ja, ni que fueras mi conexión a Internet...
Un beso,
Ricardo

Rocío dijo...

No me sumo a los lamentos, me parece que ese fallo dio para mucho, las artistas no necesitan iluminación exterior ....;-)). Un abrazo , amiga